El Kabary: el eterno discurso tradicional malgache

Quien soy
Elia Tabuenca García
@eliatabuencagarcia

La tradición oral de Kabary, una verdadera justa verbal y teatro rural en Madagascar!

Si los premios Nobel de filosofía oral hubieran existido hace tres siglos, los malgaches los habrían ganado todos. Están muy dotados en el arte de mostrar sus culturas a través de discursos. Durante el intercambio de palabras en el Kabary (discursos tradicionales) los oradores utilizan juegos de palabras y proverbios. No se permite la repetición. De lo contrario, uno pierde la cara frente a su imitador y a todo el público.


El papel del Kabary entre los malgaches

En Madagascar, se acostumbra iniciar y sazonar cualquier evento o ceremonia con kabary. En estas ocasiones, los oradores son muy elocuentes cuando se les da la palabra. Los intercambios de palabras entre Mpikabary (hablantes) pueden durar largas horas, pero no se discuten en el vacío. Los oradores utilizan expresiones, citas y proverbios de todo tipo muy solicitados para poder mostrar sus habilidades y conocimientos en materia de conversación. Su misión es salvar su honor y el honor de aquellos a los que representan. En todo esto, no se permite ningún deslizamiento.

Kabary y la educación de los jóvenes

En Madagascar, las tradiciones, los conocimientos y las instrucciones se transmiten de padre a hijo a través de cuentos, proverbios y kabary. Gracias a las instrucciones orales heredadas de sus mayores, la mayoría de los adultos de todas las categorías sociales son muy hábiles en el arte de analizar los hechos y disertar sobre temas relacionados con la vida cotidiana.

En el pasado, los diálogos comunitarios a la sombra de árboles centenarios y las charlas de vísperas entre varias generaciones han forjado el arte del Kabary entre los malgaches. En estas ocasiones casi cotidianas, los patriarcas inculcaron a las generaciones futuras el arte de elegir las palabras que se pronunciarán, las expresiones que se pronunciarán y los proverbios que se pronunciarán para cada circunstancia. En cualquier contexto, todos los gestos están cuidadosamente pensados.


Se espera que un mpikabary que se respete a sí mismo sea perfectamente persuasivo. Debe tener una respuesta bien medida para cada declaración hecha por su oponente y saber medir sus palabras sin escandalizar a nadie. No debe desviarse del tema en cuestión a riesgo de perder la cara.

El mpikabary, un papel dedicado a los hombres

Entre los malgaches, un hombre que no puede expresarse en público es grotesco. En cualquier reunión o ceremonia, se acostumbra dar la palabra al Patriarca, preferiblemente a un orador masculino. Es el deber de las mujeres guardar silencio. La mujer que se permite hablar se llama "akoho vavy maneno" (un pollo que chismorrea).


Este ya no es el caso hoy en día. El amor por Kabary ha crecido en las últimas décadas entre jóvenes y viejos por igual. Ahora puedes encontrar muchos hablantes de malgache en todas las regiones de la Isla Roja. Gracias a su pasión por los discursos tradicionales, son capaces de mantener a toda una audiencia en ascuas durante horas.

Crédito de la foto principal:

Audio vídeo El Kabary: el eterno discurso tradicional malgache

Elia Tabuenca García


Elia Tabuenca García

Después de finalizar mi licenciatura en Filología Hispánica, realicé un máster en periodismo digital en el cuál vi claramente cual era mi pasión el periodismo de viajes, después de colaborar con Lonely Planet, National Geographic y Timeout, decidí realizar mi primer proyecto propio relacionado con viajes EspectáculosBcn.com, mi objetivo era facilitar a todo usuario que se quisiera informar sobre Barcelona todos los tips y actividades posibles de la ciudad, viendo el resultado decidí trabajar un segundo proyecto personal ForTravelovers.com, con el objetivo de informar sobre viajes de todo el mundo.


Linkedin de Elia




El Hira gasy, la ópera malgache ❯
Añade un comentario de El Kabary: el eterno discurso tradicional malgache
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.