fortravelovers.com

Las 10 cosas que hay que hacer en Lausana

¿Qué hacer en Lausana? Descubre las 10 cosas que no te puedes perder durante una estancia en la capital olímpica!

Situada en el corazón de la Suiza francófona, Lausana debe su fama mundial a su vocación de ciudad olímpica. Su ubicación entre el lago y las montañas lo hace un lugar ideal para practicar muchos deportes al aire libre. Es el hogar de la sede del Comité Olímpico Internacional y de un Museo que recuerda la historia de este último. Pero Lausana también es un destino popular gracias a su patrimonio cultural y arquitectónico. La ciudad ha sido capaz de combinar perfectamente el pasado - con su catedral gótica, entre otros - y el futuro al ser sede de prestigiosas escuelas y empresas internacionales.


Visitar Lausana es, por lo tanto, una oportunidad de disfrutar de una estancia entre la naturaleza y la ciudad, donde no tendrá tiempo de aburrirse. Entonces, ¿qué hacer en Lausana? Aquí están las 10 cosas que hay que hacer y ver durante su estancia en la capital olímpica.

También hay que leer: Los 20 lugares más hermosos para visitar en Suiza

1. El Museo Olímpico

Una visita a Lausana implica necesariamente una parada en el Museo Olímpico. La ciudad suiza está, en efecto, estrechamente vinculada a los Juegos, que incluso le valieron el título de Capital Olímpica hace algunos años. Es el hogar de la sede del Comité Olímpico Internacional y se está preparando para acoger los Juegos de Invierno de 2020.

El Museo Olímpico, clasificado como bien cultural de importancia nacional desde 1995, permite a los visitantes profundizar en la historia del deporte mediante exposiciones permanentes y temporales presentadas en tres plantas. En el exterior, el Parque Olímpico destaca varias instalaciones deportivas como verdaderas obras de arte, todas ellas coronadas por un panorama excepcional con vistas al lago Lemán y a los Alpes. La visita no es gratuita, pero atraerá a jóvenes y mayores por igual gracias a las actividades interactivas y las películas que se muestran.


2. Catedral de Lausana

Es imposible perderse la impresionante arquitectura gótica de la Catedral de Lausana. Construido en el siglo XIII, el edificio es un fuerte símbolo de la ciudad e incluso su influencia se ha vuelto internacional. Para aprender más sobre los orígenes de la Catedral, se organizan visitas guiadas todos los días.

Si se preguntan qué hacer en Lausana por la noche, esperen hasta las 10 pm al pie de la Catedral. Entonces podrá asistir a una vieja tradición donde la hora es anunciada en la subasta por el vigilante. ¡Una auténtica experiencia que no se puede perder!

3. Los muelles de Ouchy

Aproveche su estancia en Lausana para pasear por el lago Lemán y disfrutar de un panorama excepcional.

Inaugurados en 1901, los muelles de Ouchy conectan tres de los parques más grandes de la ciudad, incluyendo el Parque Olímpico. Visitar Lausana a través de los muelles permite ver la ciudad desde otro ángulo. Tómese el tiempo para disfrutar del ballet de los barcos en la zona del puerto o del impresionante tamaño de las coníferas a lo largo de las orillas.

4. Las terrazas de Lavaux

Clasificada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la región vinícola de Lavaux es una visita obligada en Lausana. El lugar ofrece un escenario impresionante en medio de las colinas con vistas al lago. Es una buena oportunidad para tomar un respiro de aire fresco a pie o en bicicleta, tomando uno de los muchos senderos de excursión.


¡Lavaux es también sus viñedos! Después del esfuerzo, los amantes del vino apreciarán un breve recorrido por el viñedo de arenisca del propietario, antes de detenerse a disfrutar de una copa de vino local en una de las bodegas de la región.

5 El Centro de Aprendizaje Rolex en la EPFL

Visitar Lausana es también una forma de descubrir la modernidad y la innovación suizas. La arquitectura contemporánea del Centro de Aprendizaje Rolex es un ejemplo perfecto de esto.

Situado a orillas del lago Lemán en la EPFL, una de las instituciones de ciencia y tecnología más famosas de Europa, el Rolex Learning Center es un edificio extremadamente innovador. Fue diseñado por un arquitecto japonés de renombre internacional, utilizando métodos de construcción innovadores. La estructura por sí sola merece una visita. Pero el Centro de Aprendizaje Rolex es ante todo una biblioteca internacional y un centro cultural, abierto a los estudiantes y al público de lunes a viernes. Una invitación a aprender un poco más sobre el progreso de nuestra sociedad.

6. La Ciudad Vieja

Hay un paseo que no debe perderse si decide visitar Lausana: el casco antiguo. Toma los pasajes y camina por los callejones para descubrir sus tesoros escondidos. Podrá admirar entre otros: las molduras de la Rue de Bourg 33, el reloj de la Place Palud, podrá degustar el mejor chocolate caliente de la ciudad en el Café l'Evêché o probar uno de los muchos pequeños restaurantes típicos del centro histórico. Una buena forma de sumergirse en la cultura suiza.


7. Las playas del lago Lemán

Los lugareños te dirán que si hay algo que hacer en Lausana, es relajarse en una de las playas del lago Lemán. De hecho, sería una lástima no aprovechar este lugar de ensueño cuando se está de paso. Hay muchas playas naturales que son una delicia para jóvenes y mayores, y permiten participar en una amplia gama de actividades deportivas.

La playa de Vidy, que se extiende por más de 500 metros, sigue siendo una de las más populares. Familias y amigos se reúnen alrededor de un picnic o simplemente vienen a dar un paseo y se encuentran con los cisnes del lago.

8. La Esplanada del Flon

Antiguamente un distrito industrial, el Flon se ha convertido hoy en el corazón de la vida moderna y comercial de Lausana. El distrito, que comienza en la Place de l'Europe, ha sido renovado y alberga una multitud de bares, restaurantes, clubes y tiendas de moda, perfectos para una breve pausa o una velada festiva. También es la ocasión de traer algunos bonitos recuerdos, para incitar a nuestros amigos a venir a visitar Lausana.

9. La Maison du Gruyère

Suiza sin su gruyère es un poco como Francia sin su foie gras. Una parte esencial de su viaje, la Maison du Gruyère le espera para contarle la historia de la figura de la DOP del país, transmitida de generación en generación. Durante una visita de 5 horas (incluyendo una visita a una fábrica de chocolate con degustación), descubra los secretos de la elaboración del queso Gruyère: un mundo gastronómico que complacerá a grandes y finos gourmets.

Aproveche esta excursión para descubrir el encantador pueblo de Pringy-Gruyères, donde se encuentra la fábrica, votado como el pueblo más bello de Suiza en 2014. El encanto es auténtico, su patrimonio preservado, para un paseo casi fuera de tiempo.

10. El Glaciar 3000

¿Amantes de la naturaleza, listos para un gran soplo de aire fresco y aventura? Único en el mundo, el Glaciar 3000 ofrece un viaje por derecho propio. Y por una buena razón, su panorama que ofrece una vista impresionante de los 24 picos y las nieves eternas lo convierte en un sitio de excepcional belleza. Un paraíso para los amantes de la nieve en polvo, el Glaciar 3000 es el hogar de la pasarela suspendida entre dos picos, la pista de trineo más alta y, entre otras cosas, el Gemskopf vía ferrata. ¡Algo para deleitar a jóvenes y viejos por igual!

Para llegar allí desde Lausana, puede optar por una excursión a Diablerets, el pueblo al pie del glaciar. Una vez allí, se puede llegar al Glaciar 3000 en coche o en teleférico. Y si ganar altura no es lo suyo, aproveche esta visita para descubrir el pintoresco pueblo de Les Diablerets: enteramente compuesto de chalets, ofrece un patrimonio digno de las más bellas postales del país.

¿Cómo llegar a Lausana?

Puedes llegar a Lausana en avión, tren, coche o barco, dependiendo de la ciudad de salida. Si elige venir en avión, puede aterrizar en el aeropuerto de Ginebra y luego llegar a Lausana en tren. Para un vuelo al mejor precio, puede comparar las diferentes tarifas ofrecidas directamente en la página web de nuestro socio Skyscanner.

¿Dónde alojarse en Lausana?

Si decide visitar Lausana, se dará cuenta rápidamente de que la oferta de alojamiento es numerosa y variada. En el corazón del casco antiguo o en las orillas del lago Lemán, tienes una amplia elección, por lo que hemos seleccionado las mejores zonas para alojarte en la ciudad olímpica.

En cuanto al tipo de alojamiento, Lausana tiene algo para todos: desde grandes hoteles a apartamentos y albergues juveniles, la ciudad tiene algo para todos. Pero ten cuidado, la estancia en Lausana requiere un cierto coste, así que recuerda reservar con antelación. Para Los 10chalets más hermosos de Suiza

Audio vídeo Las 10 cosas que hay que hacer en Lausana
Añade un comentario de Las 10 cosas que hay que hacer en Lausana
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.