Las ostras de las Montañas Rocosas, un plato que parece delicioso.

Quien soy
Elia Tabuenca García
@eliatabuencagarcia
Autor y referencias

Un plato delicioso incluso cuando sabes de dónde viene...

Si hay algo que se mueve, nada y camina será comida. Lo único que necesitas es una mente abierta y un estómago lo suficientemente grande que te permita hacerlo. Las ostras de las Montañas Rocosas (literalmente "ostras de las Rocosas", la famosa cadena montañaosa del medio oeste de los Estados Unidos), también conocidas como "ostras de la pradera", "caviar de vaquero" o "carne silvestre", son sombríamente conocidas en el mundo occidental.


¿Pero qué son exactamente las ostras de las Montañas Rocosas?

Son la parte del toro que se quita durante su juventud para que pueda ser más dócil, más carnoso y comportarse de manera menos varonil. Cuando se marcan las pantorrillas, se cortan los testículos y se tiran en un cubo de agua. Luego se pelan, se lavan, se enrollan en harina y pimienta y se fríen en una sartén. En Francia se llaman "animelles".

Los ostras de las Montañas Rocosas son consideradas una especialidad y delicia de sabor. Estas pueden ser cocinadas de varias maneras como cortando los pedazos en tiras anchas o cuerdas, friéndolas, asándolas o marinadas.

Comer los genitales de los animales se remonta a la antigüedad romana, cuando se creía que comer el órgano de un animal sano podía curar el órgano correspondiente de la persona enferma. Debido a esta creencia, la práctica ha continuado hasta hoy, particularmente en Asia, donde los órganos genitales de los animales se consideran afrodisíacos. También fue muy popular en Europa.


Si bien la comida en las Montañas Rocosas es bastante buena, los festivales que se llevan a cabo allí son los mejores, especialmente si estamos hablando de festivales que se realizan durante el otoño y la primavera. Si no puedes asistir a uno de estos festivales, muchos restaurantes y bares en Montana, Idaho y Kansas sirven las Ostras de las Montañas Rocosas todo el año.

¿Cómo se preparan las ostras de las Montañas Rocosas?

Si te interesa la especialidad, puedes cocinarla tú mismo.

1. Con un cuchillo muy afilado, divide la piel muy dura que rodea cada testículo. Quitar la piel (se puede quitar la piel fácilmente si los testículos están congelados, y luego pelarlos mientras se descongelan). O prefieres cocinarlos enteros o cortarlos en tiras. Colóquelos en una cacerola grande con suficiente cerveza para sumergirlos, cúbralos y déjelos reposar por 2 horas.


2. En un tazón, mezcla los huevos, la harina, la harina de maíz, la sal y la pimienta.

3. Quita los testículos de la cerveza, escúrrelos y empánalos cuidadosamente con la mezcla de harina. Luego, en una cacerola grande y profunda, calienta el aceite a 190 grados. Fríe durante 3 minutos o hasta que se doren (hasta que suban a la superficie). Escurrir en toallas de papel.

4. Sirva caliente con la salsa de su elección (preferiblemente picante).

Cualquier persona podría comerlo sin saber realmente qué es. ¿Querrás hacerlo?

Audio vídeo Las ostras de las Montañas Rocosas, un plato que parece delicioso.

Elia Tabuenca García


Visite la presa Hoover de Las Vegas: entradas, precios, horarios ❯
Añade un comentario de Las ostras de las Montañas Rocosas, un plato que parece delicioso.
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.